Pedalear para existir

En febrero del 2016 empecé a andar en bicicleta… en Managua. Digo “empecé” porque aunque el aprendizaje ya lo tengo -y nunca se olvida- la experiencia regresa como una primera vez en la vida.

Hoy puedo decir que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en los últimos años, y los frutos todavía no han terminado de salir… 🙂

Dice Andrei Vásquez en el documental No son las bicicletas que “la única manera de existir es tomando el control de tu bicicleta; tomando el control de tu vida” , y yo no puedo estar más de acuerdo con él, porque pedaleando he descubierto que solo con mi propio esfuerzo puedo llegar adonde quiero.

A veces me canso -lo confieso- pero la alegría de encontrarme cosas nuevas con cada pedaleada me motiva más que nunca, y sobre todo, saber que si quiero llegar adonde voy, tiene que ser con mi propio esfuerzo y el de nadie más. Y eso es lo más gratificante que he encontrado en mi vida…

Así que les invito hoy a sacar su cleta, pedalear las calles y descubrir una nueva ciudad.

Publicado por

Rodrigo Rodríguez

Sociología. Comunicación social. Entusiasta TIC (adicto y paranoico). Activista del #SoftwareLibre. #BerenjenaLover. Cleterx. Me gusta desarmar cosas.

Deja un comentario